MARKETING EN INTERNET EN ZARAGOZA

Limpieza y mantenimiento de suelos de gres porcelánico

Su suelo de gres porcelánico impecable con Mantenimientos Manisa en Zaragoza
Mantenimientos Manisa le ofrece su experiencia y profesionalidad para la limpieza y mantenimiento de sus superficies de gres prorcelánico en Zaragoza.
Tanto en viviendas, Comunidades de Propietarios, locales, oficinas, naves, etc., Mantenimientos Manisa dispone de personal cualificado que mantendrá impecable su suelo o paredes recubiertos con gres porcelánico.

En Zaragoza, contacte con Mantenimientos Manisa y le haremos un presupuesto sin compromiso.

El gres porcelánico se caracteriza por ser un material de "muy baja absorción de agua, prensado en seco, no esmaltado y sometido a una única cocción". Así lo describe la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (ASCER), que destaca también su resistencia a condiciones climatológicas adversas, como las heladas. Los principales inconvenientes están en su mantenimiento, ya que no admite cualquier producto de limpieza.

El gres porcelánico puede emplearse tanto en suelos (pavimentos) como en paredes (revestimientos).

En cuanto a su aspecto exterior, los colores son muy variados puesto que dependen de la adición de colorantes a la masa. Asimismo, las baldosas de gres porcelánico se pueden utilizar sin someterse a un proceso de pulido. Cuando se hace así, se colocan directamente tras la cocción, por lo que la superficie carece de brillo, pero posee unos relieves y estrías que imitan a materiales naturales como piedra, pizarra, mármol o granito. Si se pule, por el contrario, adquiere un brillo extremo de gran valor decorativo.

El hecho de ser un material de poca porosidad favorece una absorción de agua muy baja, del 0,1%. Gracias a ello, el gres porcelánico consigue piezas compactas, antideslizantes y muy resistentes a los agentes químicos, a los productos de limpieza y a la abrasión. Su dureza lo convierte en un excelente material para revestimientos exteriores, en zonas frías o muy transitadas

Por otro lado, resiste bien los cambios bruscos de temperatura, los impactos y el desgaste, además de ser un material muy higiénico: su escasa retención del agua y de la suciedad dificulta la presencia de bacterias en cocinas y baños, aunque también se puede utilizar en piscinas y locales en los que la higiene sea fundamental.

Mantenimiento

Los mayores inconvenientes que presentan los materiales porcelánicos se encuentran en su mantenimiento. Antes de aplicar cualquier producto de limpieza, es aconsejable limpiar el gres exclusivamente con agua y probar el tratamiento en una zona pequeña y poco visible para asegurarse de que no daña el material. No son recomendables los productos con ceras y conviene eliminar los restos de humedad con un trapo seco, que arrastre también los restos de suciedad que pudiera contener el agua.

Solicitar más información